Pues eso es lo que ocurre en la Cafetería Ogori en Kashiwa, Japón. Ubicada dentro del Urban Design Center Kashiwa-no-ha, cada nuevo cliente que llega no se toma lo que quiere, sino lo que el que le precedía pidió. Si tienes un buen día y te sientes benefactor puedes alegrarle el día a alguien, pero como te hayas levantado con el pie izquierdo… 😄

Anuncios