Siempre hemos tomado café para estudiar, pero nunca hemos sabido si nos ayudaba a concentrarnos, nos mantenía depiertos… o nos ayudaba a memorizar.

Según un estudio de la Universidad Johns Hopkins el consumo de cafeína estaría asociado a una mejora en la retención de contenidos a largo plazo. Eso sí, cuando es consumida después del aprendizaje. Se hizo una prueba con varias personas, se le mostró a un grupo de personas unas tarjets con objetos cotidianos. Después a algunas de ellas se les administró café y a otras un placebo. Al día siguiente aquellas que habían tomado cafeína demostraron una mejor retención de la información.

Os dejamos el vídeo:

 

Anuncios