Curiosidades sobre el café

El blog de la Cafetería Oxford – Valladolid

Tiempo de espera — 15/03/2010

Tiempo de espera

Por desgracia es más habitual de lo que parece esta tardanza en el servicio, sino lo habéis comprobado, ahora que se acerca buen tiempo sentaos en una terraza y contabilizáis los minutos que tarda el camarero en tomarnos nota y lo sumáis el tiempo para servirlo. Luego me contáis.

Esta espera en Oxford no pasa, nuestro tiempo de servicio es mucho más corto, forma parte de nuestra política de trabajo, que el servicio al cliente sea inmediato, aunque la cafeteria esté a rebosar.
El cliente tiene que percibir, que no esta perdiendo el tiempo en la espera a ser atendido. Esto hace que el cliente, independientemente de lo llena que esté la cafetería, se acerque a la barra o se siente en mesa para consumir, en lugar de que desde la puerta diga aquello de  “Vamos a otro sitio que aquí no se cabe”.

Claro que el café es un veneno lento; hace cuarenta años que lo bebo. — 04/03/2010
Primera cafetería de París —

Primera cafetería de París

La primera cafetería de París, Café Procope,  fue abierta en 1689 cerca del Theatre Français, con lo que sus clientes habituales era actores y actrices. El dueño de la cafetería, el señor Francesco Procopio Dei Coltelli (que luego afrancesó como François Procope), era un siciliano que se dedicaba a vender limonada, quiso dar un giro a sus negocios e instauró la cafetería. El Sr. Procope  aprendió el oficio de un armenio quien trajo la cultura del mundo árabe al mundo europeo.

Por sus salones pasaron los grandes creadores del seiscientos como La Fontaine, luego los enciclopedistas como Voltaire, Montesquieu, Cordocet, Rousseau, Diderot, D’Alembert. Benjamín Franklin discutió su proyecto de Constitución para los Estados Unidos en algún recodo del lugar. Los revolucionarios se dieron cita a través del Marques de Mirabeau, de los Cordeliers y de los Jacobins de Robespierre, Saint- Just, Hebert, entre otros, quienes provocaron a un pueblo a través de la utilización de la palabra y de la utilización del gorro rojo que se extendió por parte de los sans-coulottes. De allí salió la turba el 10 de agosto de 1792 al Château de Tuileries para castigar para siempre la sangre real.

Tu pide que se lo tomará el siguiente — 02/03/2010

Tu pide que se lo tomará el siguiente

Pues eso es lo que ocurre en la Cafetería Ogori en Kashiwa, Japón. Ubicada dentro del Urban Design Center Kashiwa-no-ha, cada nuevo cliente que llega no se toma lo que quiere, sino lo que el que le precedía pidió. Si tienes un buen día y te sientes benefactor puedes alegrarle el día a alguien, pero como te hayas levantado con el pie izquierdo… XD

Tostando café — 01/03/2010

Tostando café

El tueste del café es la fase más importante en la producción del mismo pues es donde se determina el gusto, el aroma y el color.
Al proceso de tostar el café, se le denomina torrefacción. Cuando se tuesta, el grano de café verde aumenta su tamaño hasta casi el doble, cambiando en color y densidad. Dado que el grano absorbe calor, el color cambia a amarillo, después a un ligero color marrón, y finalmente a un color oscuro y aceitoso. Durante el tueste aparecen aceites en la superficie del grano. El tueste continuará oscureciendo el café hasta que se elimine de la fuente de calor.
En España hay un café que se denomina comúnmente torrefacto (en los paquetes que tenéis en casa lo podeis ver) que se consigue añadiéndole hasta un 15 % de azúcares en el momento del tostado, dando como resultado un grano  de color oscuro y brillante debido a que el azúcar se ha transformado en caramelo (no son almendras garrapiñadas)

Para éste proceso se utilizan cafés de baja calidad, poco maduros, muy maduros, deteriorados etc.,  ya que como van enmascarados con el caramelizado no se nota. Este café torrado produce una crema muy consistente y un sabor muy amargo, distorsionando el sabor real del café.
Dicen que el añadir azúcar durante este proceso se remonta a tiempos de la guerra civil Española. Al parecer debido a la escasez que había de café se ingeniaron añadir 200 g. de azúcar a 800g de café y así se conseguía un kilo de café. También se creía que ésta técnica permitiría mantener durante más tiempo los aromas y sabores naturales del café, aunque luego se demostró que es erróneo.

¿Es bueno el café para nuestra salud? —

¿Es bueno el café para nuestra salud?

Cuando vamos al médico de cabecera al primer descuido que tengamos nos quitan el café de nuestra dieta, pero realmente no hay ningún estudio científico que demuestre feacientemente que sea malo. Recientes estudios demuestran, aunque con contradiciones, que podría ser beneficioso para algunas dolencias: reduce la diabetes mellitus tipo 2, descenso en el riesgo de sufrir infarto fatal, y algunos tipos de cáncer.
También es verdad que tanto los riesgos, como los beneficios que aporta, no saben asignárselos a la cafeína o a otras sustancias químicas que contiene el café.

Barista —

Barista

¿Sabéis lo que es un barista?
Se podría definir, como el camarero profesional, especializado en la preparación del café, que crea diferentes bebidas sobre la base del café, que diferencia distintos los diferentes tipos y que  se preocupa por la calidad del agua, de la leche, de poner a punto la cafetera y el molino y en general por sacar la máxima calidad en cada taza.

Aquí tenemos un vídeo en el que un barista de Venice, California, explicando su método de preparación de un espresso con verdadera pasión y cómo cualquier fallo del barista se va a hacer patente en el café que esté preparando. En general se aproxima bastante a nuestro método salvo porque echa una cantidad de cafe escesiva por una taza (por eso le sale esa crema tan gruesa).