Nada menos que 3.604 cafés! Ese es el número de vasos desechables que usaron para reproducir el famoso cuadro de Leonardo da Vinci en el Festival del Aroma de Sydney.

Para obtener los diferentes matices de color se usaron proporciones variables de leche y así conseguir el efecto deseado. Seguro que al final algún café se lo tomaron frío.

Vía: Mundo Gourmet

Anuncios