Uno de los cafés más refrescantes y sorprendentes que nos podemos tomar en una cafetería es, sin duda, el freddo.

Se trata de un café expreso, como siempre intentaremos que de la mejor calidad. Reservamos un vaso lo más frío posible con hielo mientras preparamos nuestro café. Añadimos café pilé en un vaso mezclador y 10 cc de azúcar líquido de caña y unas gotas de agua. Agitamos unos segundos  y listo.

Hay recetas que le incorporan un poco de crema de leche por encima o directamente en la mezcla con el hielo, que hace que el café quede con un poco más de cuerpo.

En el vídeo podemos ver unos cuantos cócteles, entre ellos el freddo, que illy lo llama shakerato.

Anuncios