Curiosidades sobre el café

El blog de la Cafetería Oxford – Valladolid

El café… ¿sabías que…? — 25/09/2010
Capuchino (II) — 12/09/2010

Capuchino (II)

Aunque habíamos dedicado ya una entrada al capuchino no me resisto a incluir este nuevo video. Es de la serie que el estudio dpt4d dedica al café (ya habéis visto varios de éstos en nuestro blog).

En éste podemos observar perfectamente el mimo en la preparación y el cuidado por hacer las cosas bien. Veréis cómo explica la textura que tiene que tener la crema de lecha para obtener el capuchino  perfecto.

Capuchino — 17/06/2010

Capuchino

El capuchino (del italiano cappuccino) es una bebida  preparada con café expreso, leche y espuma de leche. Opcionalmente, puede contener canela espolvoreada y una mínima porción de nata para dar consistencia a la espuma. Un capuchino se compone generalmente de 1/3 de café expreso, 1/3 de leche cocida al vapor y 1/3 de leche con espuma. En Italia se consume casi exclusivamente para el desayuno; en algunos otros países se puede consumir a lo largo de todo el día o después de la cena.

La calidad del capuchino la dará el café expreso y el elemento más importante al prepararlo es la textura y la temperatura de la leche, ya que esta no debe llegar a ebullición. Un barista experto debe preparar la crema de la leche por medio de vapor para un capuchino,  introduciéndole minúsculas burbujas de aire. Esto da a la leche una textura extremadamente aterciopelada y un gusto dulce.

El capuchino toma su nombre del hábito de los monjes capuchinos (cappuccio significa ‘capucha’ en italiano). Según la leyenda aparecida en la prensa austriaca en 1983 con motivo del tricentenario del asedio turco de Viena, el capuchino fue un invento del monje capuchino Marco d’Aviano, aparecido en 1683, después de la Batalla de Viena. El cappuchino se extendió por toda Europa, popularizándose y adquiriendo su forma definitiva en 1950. Luego llegó a Sudamérica, popularizándose en países como Chile, Paraguay, Uruguay y Argentina.

Si os gusta beber el cappuccino en el bar, recordad que es muy fácil prepararlo también en casa, siempre y cuando os familiaricéis con las cantidades adecuadas de vapor y de espuma.

Montad siempre la leche antes de preparar el espresso.

Una taza de cappuccino tiene que ser de aproximadamente 150 ml, donde se incluyen 1 espresso y partes iguales de leche y crema de leche.

Se prepara así:

1. Llenar un tercio de una jarra de metal con leche fría.
La consistencia de la espuma dependerá del porcentaje de grasa en la leche. La leche entera producirá una espuma cremosa, densa y aterciopelada; la leche semidesnatada producirá una espuma menos densa y suave; y la espuma de leche desnatada será parecida a un merengue, y se disolverá rápidamente. Para conseguir un cappuccino perfecto aconsejamos, por tanto, utilizar leche entera o semidesnatada.

2. Accionar el chorro de vapor durante un par de segundos para eliminar cualquier residuo de agua.

3. Sumergir la punta del vaporizador en la superficie de la leche y accionar la salida de vapor. Mientras la espuma crece y el volumen de la leche aumenta, bajar lentamente la jarra, de manera que la punta del vaporizador se quede siempre sumergida en la leche. Mantener el vaporizador quieto y paralelo a la superficie de la jarra, sin moverlo en círculos o de arriba abajo.

4. Justo cuando la leche empieza a calentarse, inclinar ligeramente la jarra para crear un efecto de remolino en la leche. Esto ayuda a crear el volumen y a formar la espuma. Seguir emitiendo vapor hasta que la leche no doble su volumen y la jarra sea demasiado caliente para poder aguantarla con la mano. Si se utiliza un termómetro, interrumpir el vapor cuando la temperatura de la leche llegue a aproximadamente 65° C. Para compactar la espuma, golpear con fuerza la base de la jarra contra una superficie recta.

5. Seguidamente, preparar el espresso y verter la leche directamente en la taza.

6. Al finalizar, accionar de nuevo la salida de vapor para eliminar del vaporizador cualquier residuo de leche y evitar obstrucciones en el futuro.

Vía: illy y Wikipedia

Café de Sifón — 01/06/2010

Café de Sifón

El café de sifón, o de vacío,  se obtiene usando dos cámaras o recipientes donde la presión del vapor y el vació producen un café límpio y lleno de matices comparado con la extracción por goteo u otros métodos. El recipiente para realizar la extracción se denomina vac pot, sifón o sifón cafetero, y fue inventado por Loeff of Berlin en 1830. Estos aparatos se llevan utilizado durante más de cien años en muchas partes del mundo y fueron muy populares hasta mediados del siglo XX.

El principio de funcionamiento del vac pot o sifón es la expansión, a través del calor, del vapor de agua del recipiente inferior a través de un tubo estrecho hacia el recipiente superior, que contiene el café. Cuando el recipiente inferior se ha vaciado se aparta el fuego de forma que al bajar la temperatura, el gas se contrae y se crea un vacío que arrastra de nuevo al líquido  hacia el recipiente inferior, atravesando un filtro en el proceso para conseguir apartar el café en suspensión  de la parte superior. (Vía Wikipedia)

Aquí os dejamos un par de vídeos muy ilustrativos.

Café Orgánico — 28/05/2010

Café Orgánico

Qué es el café organico

Un café orgánico son aquellos granos de cafe que se cultivan sin el uso de pesticida o fertilizantes, utilizando solo métodos naturales. La teoría detrás de todo esto es que la producción de café orgánico contamina menos que el cultivo de café normal.
Beneficios para usted. Con el café orgánico se elimina la exposición a los insecticidas y pesticidas habituales en la agricultura contemporánea. En general, se puede decir que reducir la exposición del cuerpo a agentes químicos externos siempre es beneficioso. Es importante saber, que el café orgánico no está completamente exento de agentes químicos.


Beneficios para el medioambiente. La protección y conservación de la biodiversidad; protección de suelos; regulación de lluvias, heladas, vientos; protección de cuencas hidrológicas, captación de carbono; generación de alimentos y diversificación productiva.

Diferencia entre el cafe organico y el grano de cafe normal

Sistema de Produccion. El cultivo del café orgánico es similar al que tradicionalmente se realizaba. Antes de la introducción de los fertilizantes, el cafeto se solía sembrar a la sombra, intercaladas entre árboles tales como el naranjal, el platanero, el limonero etc.
Con este sistema se evitaba la contaminación del agua y mantenía la riqueza del suelo. Además los pájaros que tenía como habita los árboles que daba sombra al café, mantenían a raya las distintas alimañas e insectos dañino dl cafeto
Con el tiempo sin embargo, se abandone este sistema de producción y se introduce el sistema actual de extensivo al sol, en donde el uso de insecticida y fertilizante es necesario.
Precio. El café orgánico es hoy en día mas caro que el café normal, porque los costes de producción son superiores a los del sistema de cultivo tradicionales. A esto se añade que la producción de café orgánico se realiza a pequeña escala.

Produccion de cafe orgánico

  • El cultivo de café orgánico se rige por normas internacionales de producción e industrialización que son vigiladas bajo un sistema de certificación que nos garantiza el consumo de café de alta calidad sin insumos de síntesis química y la protección del medio ambiente.
  • Entre los principales países productores de café orgánico están México, Perú y Bolivia.
La importancia de un buen mantenimiento — 10/05/2010

La importancia de un buen mantenimiento

Es importante tener muy cuidados todos los componentes que intervienen en la transformación del café:
La cafetera toma el agua de la red y lleva un descalcificador para quitar la cal del agua.  Si no limpiamos regularmente esa cal que se ha quedado en la arena de sílice del descalcificador éste no hace su función, permitiendo que compuestos cálcicos pasen al agua y combinen químicamente con el café aportando sabores indeseados.
El molino tiene que tener las fresas nuevas, para que el grano de café sea cortado limpiamente, de lo contrario, si no cortan bien, los granos de café se calientan por fricción llegando incluso a retostarse y alterar el sabor. Limpiar el molino con frecuencia evitará que nos aporte sabores rancios al café que vayamos añadiendo al molino. Ejemplo: si en un recipiente de frutos secos que están rancios le añadimos otros que no lo están, al poco rato estarán todos rancios.
¿En cuantos bares hemos observado que no se ve el café que tienen molido por que el metacrilato del dosificador esta completamente opaco?
A la cafetera le pasa lo mismo que al molino  ya que el café tiene aceites como los frutos secos y dejan mucho resíduo que se va pegando al circuito por donde pasa la infusión del café. Esto debe limpiarse con mucha frecuencia con productos específicos para ello, que no dañen a la cafetera.
Si por la noche retiramos el cafe molido que nos ha sobrado y lo introducimos en un envase hermético en el frigorifico evitaremos que ese café se seque y pierda toda su crema a la hora de hacer la infusión.
Probad a hacer un café en una cafetera expresso con un café que haya estado abierto un tiempo de al menos dos horas, veréis la diferencia con un café recién abierto y molido. Este último apenas tendrá crema, la poquita que tenga será casi blanca y se difuminará en muy poquito tiempo.

Achicoria, el café de los pobres —

Achicoria, el café de los pobres

Es una hierba robusta, Cichorium intybus, que puede alcanzar un metro de altura. Muestra numerosas ramificaciones. La floración, entre julio y septiembre, da lugar a inflorescencias de color azul; la flor tiene la particularidad de no abrirse más que a pleno sol, y seguir la trayectoria de éste al igual que los girasoles.
“El café de los pobres” como se la definia en la posguerra.
Su raíz, parecida a la remolacha, un poco más pequeña, de la familia de las endivias, puede ser deshidratada, tostada y molida para ser usada como sucedáneo del café o como adulterante de éste mismo. Por eso durante la posguerra se la denominó “el café de los pobres”
La única fábrica que hay en España está en Cuéllar (Valladolid). Cultiva una superficie de unas 60 hectareas y procesa 3.000 toneladas al año.
Como vegetal se usa también en ensaladas y cocida, pero su marcado sabor amargo no gusta a todo el mundo.
Sus aspectos medicinales son conocidos desde la edad media. Con el nombre de solsequim aparece ya en las leyes agrarias dictadas por Carlomagno. Paracelso la recomendaba en emplastos para las irritaciones de la piel, y en infusión para tratar enfermedades del sistema digestivo y del hígado, y como estimulante de la bilis. Esta planta también puede utilizarse para lavado de eczemas, aunque en personas proclives puede provocar reacciones alérgicas.
Es un producto cardiosaludable,digestivoy beneficioso para el riñon.
Cafeína — 19/04/2010

Cafeína

Los humanos han consumido cafeína desde la Edad de Piedra. Los pueblos antiguos descubrieron que masticar la corteza y hojas de ciertas plantas tenía el efecto de aliviar la fatiga, estimular el estado de alerta y elevar el ánimo. Sólo mucho después se descubrió que el efecto de la cafeína se incrementaba al remojar tales plantas en agua caliente. Muchas culturas tiene leyendas que atribuyen el descubrimiento de tales plantas a personas que habrían vivido muchos miles de años antes.

William Rafti - Wikipedia
Cafeína anhidra - William Rafti (Wikipedia)

La cafeína es un alcaloide producido por las hojas, las semillas o los frutos de unas 60 plantas de todo el mundo. Se trata de una sustancia que penetra con facilidad en todas las células del organismo y estimula la transmisión de los impulsos entre las neuronas. Por ello, se admite que una cantidad diaria de cafeína inferior a 300 miligramos, equivalente a dos o tres tazas de café, tonifica al organismo, alivia la fatiga, retrasa el cansancio y favorece las funciones intelectuales. Además, la cafeína posee un efecto vasoconstrictor a nivel cerebral, lo que explica su presencia en algunos medicamentos indicados para tratar la migraña. El consumo frecuente de café lleva consigo una adaptación a la cafeína, que no adicción, y esto explica que personas habituadas a tomarlo puedan experimentar síntomas como cansancio, irritabilidad, falta de concentración o dolor de cabeza si no ingieren su dosis habitual de cafeína. También explica que quienes están acostumbrados a tomar café cada noche no sufran de insomnio por ello.

La cafeína no se acumula en el organismo, se degrada en el hígado y se elimina por la orina entre 3 y 6 horas después de su consumo. Tiene un leve efecto diurético, por lo que grandes dosis de cafeína pueden provocar deshidratación.

Café para inhalar — 12/04/2010

Café para inhalar

Como la gente no para de inventar artilugios acaba de aparecer un inhalador de café.

Le Whif es un inhalador de café en polvo, que fue inventado por un profesor de la Universidad de Harvard.

El inhalador suelta el equivalente a un café expresso suave y suelta las partículas para que las puedas aspirar. Yo no lo he probado, pero de momento prefiero un cafetito tradicional (llamadme anticuado).

Se puede adquirir online aquí.

Visto en curiosidadesgrastronómicas

Guía para pedir café (anglófonos) — 07/04/2010

Guía para pedir café (anglófonos)

Para nosotros no tiene mucho sentido este post, pero me ha hecho gracia cómo explican en éste blog la diferencia entre café con leche, cortado, carajillo o café con hielo…

El blog en cuestión pertenece a una gastrónoma de Bangkok (Pim Techamuanvivit) que ha escrito en las más importantes publicaciones del sector.

Café Solo – single espresso
Café Doble – double espresso
Café con Leche – coffee with milk, usually almost half and half proportionally
Café Cortado – espresso cut with just a bit of milk
Café con Hielo – espresso served along side a glass of ice
Carajillo – espresso spiked with brandy or whiskey
Trifásico – a Catalan specialty, basically a Carajillo with a bit of milk